RSS

rss de futbol .es

MAIL

Villareal CF

El canterano Raúl Baena declara que no leyó el contrato que firmó con el Barça en 2002

El club azulgrana le reclama 3 millones de euros por su marcha el RCD Espanyol

BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS)

El jugador del RCD Espanyol B Raúl Baena no leyó detalladamente el contrato que firmó en 2002 con el FC Barcelona, que ahora le reclama tres millones de euros como cláusula de rescisión, porque era un «contrato tipo», según dijo hoy el joven en el Juzgado de Primera Instancia número 29 de la capital catalana.

Tanto el futbolista como su padre explicaron a la juez que en abril de 2002 un ojeador del Barça les mostró el interés del club por fichar al jugador del Málaga y los llevó a Barcelona para mostrarles la Masia y el resto de instalaciones.

El mismo día de su llegada a la capital catalana, Baena menor de edad y sus padres firmaron un contrato de cuatro años con Jaume Parés, el entonces director del área económica y financiera. Lo hicieron sin leer el redactado porque les dijeron que «era un contrato tipo que firmaban todos los jugadores sin problemas ni excepciones», explicó el jugador.

El equipo azulgrana entregaba al jugador mensualidades de entre 80 y 190 euros y lo alojaba en la Masia, donde entrenaba y estudiaba con el resto de canteranos. Además, sus padres recibían 3.000 euros al año para que pudieran visitarlo y vivió en un apartamento con otro compañero mientras estudiaba para las pruebas de acceso a la universidad.

En 2007, después de jugar en la selección española sub-17 y de que el filial azulgrana bajara a Tercera División, Baena pidió, a través de su representante, hacer la pretemporada con el Barça B. Pero el entonces director del fútbol base, José Ramón Alexanco, les dijo según explicó en el juicio que era el futbolista quien «debía ganárselo» y que era una decisión del entrenador, en aquel caso Josep Guardiola.

Por eso, Baena se negó a renovar el contrato que le unía al FC Barcelona y aceptó la propuesta del RCD Espanyol, donde juega en el segundo equipo como centrocampista, aunque la rotura del menisco de la rodilla izquierda que sufrió en agosto lo ha apartado temporalmente del terreno de juego.

También fue citado a declarar el presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, pero éste alegó que desconocía los pormenores del conflicto y, como sólo podía «teorizar», pidió que, en su lugar, testificara el jefe de la gestión deportiva, Josep Llorca.

La juez accedió pese a las protestas del abogado de Baena, lo que provocó una discusión entre el letrado y el dirigente azulgrana que finalizó cuando éste abandonó la sala tras desearle suerte al joven.

Llorca aseguró que las «elevadas exigencias» del centrocampista blanquiazul «iban más allá de las económicas» y no podían garantizarle un puesto en el Barça B. También sostuvo que la cláusula de tres millones de euros es «la cláusula mínima que se utiliza en estos momentos».

El juicio fue suspendido hasta el 28 de noviembre, cuando está previsto que declare el representante de Baena, Rubén Horacio Gazzoli. Tras la vista, el centrocampista dijo esperar recuperarse pronto de la lesión para poder jugar de nuevo y que la juez le dé la razón, como ya ha hecho la justicia deportiva, y no le obligue a pagar la cláusula de rescisión, que considera «abusiva» en comparación con el dinero percibido del club durante su estancia en la Masia.

Be Sociable, Share!

Sin Comentarios, Comentar o Hacer Ping

Comentarios a “El canterano Raúl Baena declara que no leyó el contrato que firmó con el Barça en 2002”

Otras noticias de Futbol

Burn: experimentar con las ideas

Be Sociable, Share! Tweet

Be Sociable, Share!